martes, 24 de enero de 2012

Crítica de "La carretera", de Cormac McCarthy


portada de La Carretera de Cormac McCarthy
Novela del escritor Cormac McCarthy
¿Cómo empieza?
"Al despertar en el bosque en medio del frío y la oscuridad nocturnos había alargado la mano para tocar al niño que dormía a su lado. Noches más tenebrosas que las tinieblas y cada uno de los días más gris que el día anterior. Como el primer síntoma de un glaucoma frío empañando el mundo. Su mano subía y bajaba al compás de la preciada respiración. Retiró la lona de plástico y se puso de pie envuelto en aquellas prendas y mantas pestilentes y buscó algún atisbo de luz en el este pero no lo había."

¿Qué cuenta?
La historia transcurre en la inmensidad del territorio norteamericano, un paisaje literalmente quemado por lo que parece haber sido un reciente holocausto nuclear. Un padre trata de salvar a su hijo emprendiendo un viaje con él. Rodeados de un paisaje baldío, amenazados por bandas de caníbales, empujando un carrito de la compra donde guardan sus escasas pertenencias, recorren los lugares donde el padre pasó una infancia recordada a veces en forma de breves bocetos del paraíso perdido, y avanzan hacia el sur, hacia el mar, huyendo de un frío "capaz de romper las rocas".

El personaje
El padre, que en su viaje hacia el sur, se enfrentará a todo tipo de amenazas para salvar la vida de su hijo. Pero los peligros del camino no son las únicas dificultades a las que habrá de hacer frente. Las preguntas de su hijo y el recuerdo permanente de su mujer le acompañarán durante todo el trayecto.

El fragmento
"Valdearon durante días aquel terreno cauterizado. El chico había encontrado unos lápices de colores y pintó unos colmillos en su careta y siguió caminando sin quejarse. Una de las ruedas delanteras del carrito se había torcido. ¿Qué se podía hacer? Nada. Allí donde todo estaba quemado hasta las cenizas era imposible encender una lumbre y las noches eran más largas y oscuras y frías que las que habían encontrado hasta ahora. Un frío como para agrietar las piedras. Como para quitarte la vida. Abrazó al chico que tiritaba y contó cada frágil respiración en medio de la negrura." (p 17)

¿Por qué tienes que leerlo? 
Porque McCarthy demuestra un control absoluto sobre su prosa, un estilo sobrio y funcional que impregna la narración y, sobre todo, los diálogos entre padre e hijo.
Porque el miedo del hijo transmite más angustia que cualquier película de terror de los últimos 20 años. 
Porque luego puedes disfrutar de la película, un film que, contrariamente a lo habitual, gusta más a los que han leído el libro que a los que no.
Porque McCarthy no se acaba aquí; tiene muchas obras maestras a la altura de La carretera, como Meridiano de Sangre (1985), Todos los hermosos caballos (2002), o No es país para viejos (2005).

Alguna curiosidad para acabar
La novela ganó el Premio Pulitzer en 2007.

Título: La carretera
Título original: The Road
Editorial: Literatura Mondadori
Año original: 2006
Páginas: 210
Traductor: Luis Murillo Fort
ISBN: 978-84-397-2077-5

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...