sábado, 28 de enero de 2012

Crítica de "Ruleta rusa y otros cuentos", de Pere Calders


portada de Ruleta rusa y otros cuentos de Pere Calders
Este libro de Pere Calders es una colección de Relatos
¿Cómo empieza?
"—Fíjate qué mala suerte— dijo Albert a su compañero de oficina-; ahora que estaba pasando una buena temporada, he descubierto que Elena me engaña.
Eran las primeras horas de la mañana y acababan de marcar la tarjeta de entrada. Ramon se quedó parado, porque, generalmente, no abordaban los temas importantes hasta eso de las once, después de que el trabajo les hubiera caldeado un poco.
—Es muy fácil decir eso— contestó Ramon —. Tú te embalas enseguida, sin tener en cuenta que las reputaciones hay que tocarlas con pinzas."
(Del Relato: "Ruleta rusa")

¿Qué cuenta?
Antología con los cuentos más representativos de Pere Calders, seleccionados por el propio autor en 1984. Los relatos de Calders aúnan lo cotidiano y lo insólito, integrando la ironía y el absurdo con una naturalidad que resulta "rara" y fascinante. En todas su obra, Calders hace un uso extremadamente refinado del lenguaje, lo que dota a sus textos de una verosimilitud pasmosa, por extraños que sean los sucesos que nos narra.

El relato
"El árbol doméstico", una crítica feroz a cualquier tipo de absolutismo. Un hombre descubre, de la noche a la mañana, que ha crecido un enorme árbol en el comedor de su casa. Se dirige a la policía y pone los hechos en conocimiento del capitán. Como éste no le cree, el hombre insiste, hasta que finalmente el capitán golpea la mesa y, agarrándole por las solapas, le dice:

"Si eso fuera posible, sería posible cualquier cosa. ¿Entiende? Habría que revisar todo lo que han dicho nuestros sabios y perderíamos más tiempo del que a primera vista parece. ¡Apañados estaríamos si en los comedores de unos ciudadanos cualesquiera ocurrieran cosas tan extraordinarias! Los revolucionarios levantarían la cabeza, volverían a discutir la divinidad del rey, y quién sabe si alguna potencia, presa de la curiosidad, nos declararía la guerra."

El fragmento
"Un día, haciendo la guerra, me encontré separado de mi gente, sin armas, solo y desamparado como nunca. Me sentía algo humillado, porque todo hacía prever que mi colaboración no debía ser decisiva y la batalla seguía su curso, con un estruendo y una cantidad de muertos que ponían los pelos de punta.
Me senté al margen de un camino para hacer determinadas reflexiones sobre este estado de cosas, y héte aquí que, de repente, un paracaidista vestido de una manera extraña tomó tierra a mi lado. Debajo de la capa que llevaba, se veía una ametralladora y una bicicleta plegable, bien disimuladas, claro.
Se me acercó y con un acento extranjero muy pronunciado me preguntó:
—¿Podría decirme si voy bien para ir al Ayuntamiento de este pueblecito?"
(Del Relato: "Hecho de armas", p 81)

¿Por qué tienes que leerlo?
Porque Calders demuestra en estos relatos un dominio absoluto de la palabra: un lenguaje literario pero directo, bello pero sobrio, lírico pero funcional.
Porque se trata de uno de esos pocos autores con una visión propia; en todas sus historias subyace un binomio de realidad-irrealidad que convierte la lectura de sus obras en una experiencia turbadora y placentera al mismo tiempo.
Porque se trata, sin duda alguna, de uno de los mejores cuentistas de las letras catalanas.

Alguna curiosidad para acabar
Sus cuentos han influenciado a autores tan reconocidos como Quim Monzó. Si quieres saber más, encontrarás una revisión detalla del autor y de su obra aquí.

Título: Ruleta rusa y otros cuentos
Editorial: Anagrama
Traductor: Joaquín Jordá
Año original: 1984
Páginas: 292
ISBN: 978-84-339-7292-7

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...