martes, 26 de mayo de 2015

Crítica de "La hoguera de las vanidades" de Tom Wolfe


Novela del escritor Tom Wolfe
¿Cómo empieza?
"—¿Y qué nos dice luego? Nos dice: «Olvidad que pasáis hambre, olvidad que algún poli racista os matará de un tiro en la espalda...» Ha venido a veros Chuck. Chuck ha venido a Harlem....
—Mire usted, se lo voy a explicar...
—Chuck ha venido a Harlem y...
—Permítame que se lo explique...
—A ver, ¿ha venido Chuck a Harlem para hacerse cargo de los problemas de la comunidad negra?
Esto es la gota que colma el vaso."

¿Qué cuenta?
La primera novela de Tom Wolfe orbita alrededor de la caída de Sherman McCoy, un rutilante broker de Wall Street que se ve involucrado en un accidente de coche mientras se encuentra en compañía de su amante. Este suceso desatará una serie de reacciones en cadena que acabarán afectando a toda la ciudad de Nueva York.

El personaje
Wolfe convierte a Nueva York en la verdadera protagonista de la novela. Se ha repetido hasta la saciedad -y probablemente con toda justicia- que "La hoguera de las vanidades" es el mejor retrato que se ha hecho nunca sobre esta ciudad.

El fragmento
"Y en ese momento Sherman llevó a cabo un horrible descubrimiento, el mismo que todos los hombres, tarde o temprano, hacen en relación con su respectivo padre. Por primera vez comprendió que el anciano que tenía junto a él no era un padre envejecido sino un muchacho, un muchacho muy parecido al que había sido él mismo, un muchacho que creció, tuvo un hijo y, lo mejor que pudo, obedeciendo a su sentido del deber y también, quizás, por amor, adoptó un papel consistente en Ser Padre, a fin de que su hijo tuviera una figura mítica e infinitamente importante a su lado: la figura del Protector encargado de impedir que se destapara la caja que contenía todas las posibilidades de caos y desastre que la vida podía traer consigo. Y, ahora, ese muchacho, ese buen actor, se había hecho viejo, frágil, se había convertido en un ser cansado, mucho más cansado que nunca ante la perspectiva de tener que ponerse otra vez su armadura de Protector, cuando sus hombros ya no tenían fuerzas para cargar con ella." (p 416)

¿Por qué tienes que leerlo? 
Porque la novela elabora un magnífico retrato de los problemas y ambiciones de las clases sociales en los EEUU de los ochenta (pero que sigue muy vigente a día de hoy), representados por la ambición desmedida de los amos del Wall Street más rancio, la permanente lucha de las clases medias, o las revueltas de la comunidad negra para ver sus derechos reconocidos.
Porque a pesar de sus más de 600 páginas, la novela se lee en un suspiro, gracias a un narración ágil que no permite que el ritmo decaiga en ningún momento. 
Porque si te lees el libro te ahorras la película, un bodrio infumable interpretado por Tom Hanks, Bruce Willis y Melanie Griffith, cuya dirección corrió a cargo de Brian de Palma.  

Alguna curiosidad para acabar
Tom Wolfe está considerado como uno de los padres del Nuevo Periodismo junto a autores de la talla de Gay Talese, Norman Mailer o Truman Capote.

Título: La hoguera de las vanidades
Título original: The Bonfire of the Vanities
Editorial: Anagrama
Año original: 1987
Páginas: 640
Traductor: Enrique Murillo
ISBN: 978-84-339-2054-6

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...