jueves, 21 de marzo de 2013

Crítica de "La soledad del corredor de fondo" de Alan Sillitoe


Portada de La soledad del corredor de fondo de Alan Sillitoe
Este libro de Alan Sillitoe es una colección de Relatos
¿Cómo empieza?
"Nada más llegar al reformatorio me destinaron a corredor de fondo. Supongo que pensaron que estaba hecho para eso porque era alto y flaco para mi edad (y lo sigo siendo) y de todas formas, a mí me daba un poco igual, a decir verdad, porque correr siempre había sido algo importante para nuestra familia, especialmente correr huyendo de la policía. Siempre he sido un buen corredor, veloz y de zancada larga; el único problema era que aunque el día del trabajito en la panadería corrí lo más rápido que pude, y puedo afirmar que logré una muy buena marca a pesar de todo, no por ello evité que me pescaran los polis tras todo aquello."
(Del relato: "La soledad del corredor de fondo"). 

¿Qué cuenta?
Relatos donde destacan jóvenes pobres e inadaptados, adolescentes (o incluso niños) en constante lucha -contra la sociedad, la familia, o cualquier símbolo de poder-, y sobre cuyas cabezas sobrevuela siempre la sombra del reformatorio. "La soledad del corredor de fondo" es la obra cumbre de Alan Sillitoe, «uno de los mejores escritores británicos del siglo XX» en palabras de The New York Times Book Review.

El relato
"La soledad del corredor de fondo", que narra las peripecias de Colin Smith, un Holden Caulfield de los bajos de fondos, un delincuente de poca monta que es enviado a un reformatorio tras ser sorprendido robando en una panadería. Allí se aficionará a correr.

El fragmento
"Supongo que esto os hará reír por lo bajinis, que yo diga que el director es un estúpido hijoputa, cuando apenas sé escribir y él al revés, lee y escribe y suma como un puñetero catedrático. Pero lo que digo es la pura verdad. Él es un estúpido y yo no lo soy; porque yo soy capaz de ver dentro del alma de la gente de su clase, y él no ve una mierda en los de la mía. Ambos somos astutos, eso lo admito, pero yo lo soy más. Y al final acabaré ganando aunque me muera en el talego a los ochenta y dos tacos, porque le sacaré más diversión y chispa a mi vida que él a la suya. Lo juro. Se habrá leído miles de libros de cabo a rabo, me imagino, y por lo que sé, incluso habrá escrito unos cuantos él solito, pero estoy segurísimo, tan seguro como que estoy aquí sentado, de que lo que estoy garabateando yo ahora vale mil veces más que lo que él llegará a garabatear nunca. Me da igual lo que digan, pero esa es la pura verdad y nadie puede negarla. Cuando habla conmigo y yo le miro a su jeta de militroncho sé que estoy vivo y que él hace tiempo que está muerto."
(Del relato: ""La soledad del corredor de fondo", pp 29-30)

¿Por qué tienes que leerlo? 
Porque Sillitoe retrata de forma magistral los intentos de sobrevivir de la clase trabajadora de mediados del siglo XX.
Porque no te puedes perder "El cuadro del barco de pesca", uno de los relatos más desoladores que me he encontrado en mucho tiempo. 
Porque la excelente edición de Impedimenta queda redondeada con un magnífico y emotivo prólogo a cargo de Kiko Amat:
Madame Bovary me supo a perpetua dieta de hospital, a coliflores al vapor, y yo quería chilis y guindillas y bebidas con bengalas, maravillosos ruidos y crujiente gas. Si había pasión (y la había, en honor a la verdad) o rabia en aquella novela decimonónica, no eran de la marca que gastaba yo.
Y entonces leí La soledad del corredor de fondo, de Alan Sillitoe. Fue un terremoto memorable, similar al que sentiría leyendo a John Fante, Nelson Algren o Harry Crews. Aquella engañosa simplicidad en primera persona, sumada a la dureza de las palabras, a la beligerancia de la actitud, y a la fiera voluntad de estar vivo, me hablaron directamente; tocaron alguna cuerda en mi interior.
Alguna curiosidad para acabar
El libro fue escrito en España, donde Sillitoe vivió durante cinco años. En 1962 fue llevado al cine y, más tarde, sirvió de inspiración a la banda británica Iron Maiden para su tema The Loneliness of the Long Distance Runner:

Título: La soledad del corredor de fondo
Título original: The Loneliness of the Long Distance Runner
Editorial: Impedimenta
Traductor: Mercedes Cebrián
Año original: 1959
Páginas: 256
ISBN: 978-84-15578-36-9

3 comentarios:

Al rico libro dijo...

Hemos oído hablar muy bien de este libro, lo tendremos en cuenta.

Listas de Libros dijo...

Hola Al rico libro,

Pienso que no os arrepentiréis, ¡Un saludo!

Miguel dijo...

Me llama la atención, sobretodo por como dices que son los personajes.

Publicar un comentario

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...