domingo, 2 de junio de 2013

Crítica de "Las cosas que llevaban los hombres que lucharon" de Tim O'Brien

Portada del libro Las cosas que llevaban los hombres que lucharon de Tim O'Brien




Este libro de Tim O'Brien es una colección de Relatos
¿Cómo empieza?
"El teniente Jimmy Cross llevaba cartas de una joven llamada Martha, estudiante de tercer año en el Mount Sebastian College de Nueva Jersey. No eran cartas de amor, pero el teniente Cross no perdía las esperanzas, así que las guardaba dobladas y envueltas en plástico en el fondo de la mochila. Al caer la tarde, después de un día de marcha, cavaba su pozo de tirador, se lavaba las manos bajo una cantimplora, desenvolvía las cartas, las sostenía con las puntas de los dedos y se pasaba la última hora de luz cortejándola. Imaginaba románticas acampadas en las Montañas Blancas de New Hampshire. A veces saboreaba la solapa engomada de los sobres, porque su lengua había estado allí."
(Del relato: "Las cosas que llevaban"). 

¿Qué cuenta?
Una veintena de relatos basados en la experiencia de la compañía Alfa en Vietnam; unas veces contados desde la perspectiva de un joven combatiente en el campo de batalla, y otras desde la madurez del escritor en el que acabó convirtiéndose tras la guerra.

El relato
"Las cosas que llevaban", "En el río Rainy", "Cómo contar una auténtica historia de guerra", "La dulce novia del Song Tra Bong", "Hablando de coraje"... a cuál mejor.

El fragmento
"Entre los hombres de la compañía Alfa, el Rata tenía fama de exagerado y de cargar las tintas, así como de padecer una tendencia compulsiva a inventarse hechos nuevos a medida que iba narrando, y para la mayoría de nosotros era una norma descontar el sesenta o el setenta por ciento de cualquier cosa que dijera. Si el Rata te contaba, por ejemplo, que se había acostado con cuatro muchachas en una noche, podías imaginarte que hablaba de una muchacha y media. No era que le gustara engañar. Todo lo contrario: quería calentar la verdad, hacerla arder hasta que sintieras exactamente lo que él sintió. Para el Rata Kiley, creo, los hechos se basaban en sensaciones, no a la inversa, y cuando oías una de sus historias, pronto estabas haciendo rápidos cálculos mentales, restando superlativos, sacando la raíz cuadrada de un valor absoluto y multiplicando después por quizá."
(Del relato: "La dulce novia del Song Tra Bong", pp 105-106)

¿Por qué tienes que leerlo? 
Porque a pesar de que encontrarás todos los ingredientes que esperarías hallar en un relato de guerra, la narración de O'Brien gira también alrededor de la propia literatura; en palabras del propio autor, la mejor manera de contar historias verdaderas es inventárselas. 
Porque aunque los relatos pueden leerse de forma independiente, las diferentes historias se alimentan entre sí, confiriendo al libro una atmósfera que lo acerca más a la novela que a la colección de relatos, perfeccionando el conjunto. 
Porque si "La maleta" fue, probablemente, el mejor libro que leí el año pasado, éste es sin duda uno de los candidatos para éste: una de esas escasas joyas con las que te encuentras de vez en cuando. 

Alguna curiosidad para acabar
Retrato de Tim O'Brien en la guerra de Vietnam
Tim O'Brien luchó en la guerra de Vietnam entre 1969 y 1970. La fotografía de la derecha de fe de ello.

Título: Las cosas que llevaban los hombres que lucharon
Título original: The Things They Carried
Editorial: Anagrama
Traductor: Elvio E. Gandolfo
Año original: 1990
Páginas: 272
ISBN: 978-84-339-7600-0

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...