jueves, 22 de agosto de 2013

Crítica de "La senda del perdedor" de Charles Bukoswki

Portada de La senda del perdedor de Charles Bukowski
Novela del escritor Charles Bukowski 
¿Cómo empieza?
"La primera cosa que recuerdo es estar debajo de algo. Era una mesa, veía la pata de una mesa, veía las piernas de la gente, y una parte del mantel colgando. Estaba oscuro allí debajo, me gustaba estar ahí. Debió haber sido en Alemania, yo debía tener entre uno y dos años de edad. Era en 1922. Me sentía bien bajo la mesa. Nadie parecía darse cuenta de que yo estaba allí. La luz del sol se reflejaba en la alfombra y en las piernas de la gente. Me gustaba la luz del sol. Las piernas de la gente no eran interesantes, no eran como el trozo del mantel que colgaba, ni como la pata de la mesa, ni como la luz del sol."

¿Qué cuenta?
Novela con tintes autobiográficos sobre la infancia y juventud de Charles Bukowski. Unnarración cautivadora que pone de manifiesto la completa falta de esperanza del escritor americano desde sus primeros años en Los Ángeles de la Gran Depresión.

El personaje
Henry Chinaski, un joven que vive sometido a las continuas palizas de su padre, un adolescente duro, solitario, excluido socialmente por un severo caso de acné que no parece tener cura, un proyecto de alcohólico, de ciudadano de segunda; y también de escritor.

El fragmento
    "Jim estaba salpicando a las chicas. Era el Rey Acuático y todas le adoraban  Era la posibilidad y la promesa. Era un tío grande. Sabía cómo montárselo. Yo había leído muchos libros pero él había leído uno que yo no conocía. Era un artista, con su pequeño bañador y sus pelotas y sus orejas redondas y su traviesa sonrisa. Era el mejor. No le podía desafiar más de lo que desafié al hijo de puta del descapotable verde y su mirona de larga melena rubia ondeando al viento. Ambos tenían lo que se merecían. Y yo era una mierda de 50 centavos flotando en el verde océano de la vida. 
     Observé cómo salían del agua, relucientes, jóvenes, e invictos. Quería que me quisieran. Pero nunca por piedad. Y, sin embargo, a pesar de sus cuerpos y mentes aterciopelados y vírgenes, se perdían algo de la vida porque no habían sido puestos a prueba aún. Cunado la adversidad alcanzara sus vidas posiblemente llegara demasiado tarde o fuera demasiado poderosa. Yo estaba esperando. Quizás." (p 167)


¿Por qué tienes que leerlo?
Porque además de ser una estupenda novela, "La senda del perdedor" nos transporta a los años en los que se forjó el mito Bukowski.
Porque sirve de magnífica introducción a otras de sus novelas autobiográficas, como Mujeres, donde se nos muestra a un Chinaki ya consagrado y entregado a todos sus vicios.
Porque Bukowski aborda de manera magistral el principal tema de la novela: su absoluta falta de fe en el ser humano.
«A la edad de 25 la mayoría de la gente estaba acabada. Todo un maldito país repleto de gilipollas conduciendo automóviles, comiendo, pariendo niños, haciéndolo todo de la peor manera posible, como votar por el candidato presidencial que más les recordaba a ellos mismos».
Alguna curiosidad para acabar
El título original de la novela Ham on Rye está abierto a muchas interpretaciones. Según algunos hace referencia al bocadillo de jamón (ham) con pan de centeno (rye) que muchos niños llevaban al colegio por aquella época. Según otras teorías, sería una alusión a la opresión que sus padres ejercieron sobre él durante su infancia. Otra teoría apunta a un homenaje a la novela de J. D. Salinger "El guardián entre el centeno" (Catcher in the Rye).

Título: La senda del perdedor
Título original: Ham on Rye
Editorial: Anagrama (Colección Compactos)
Traductores: Jorge G. Berlanga y Ernesto Giménez-Caballero Alba
Año original: 1982
Páginas: 288
ISBN: 978-84-339-1469-9

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...