domingo, 29 de enero de 2012

Top 10: Los mejores inicios de novelas

libro con letras
Todos sabemos de la importancia de un buen inicio para engancharnos a una novela. A nuestra mente acuden frases tan conocidas como: "Todas las familias felices se parecen..." de Tolstói, "Al despertar Gregorio Samsa una mañana..." de Kafka, "Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento..." de García Márquez, o "En un lugar de la Mancha..." de Cervantes. Todos ellos míticos, aunque la cotidianidad y la reiteración haya hecho que pierdan parte de su magia original.

Dejando de lado los ejemplos citados arriba, aquí tienes una lista de los mejores comienzos de novelas de todos los tiempos. Fuertes, directos, impactantes; los mejores. Disfrútalos.

10. El extranjero (1942), de Albert Camus
Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo: «Falleció su madre. Entierro mañana. Sentidas condolencias.» Pero no quiere decir nada. Quizá haya sido ayer.
9. Historia de dos ciudades (1859), de Charles Dickens
Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos directos al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto.
8. Si una noche de invierno un viajero (1979), de Italo Calvino
Estás a punto de empezar a leer la nueva novela de Ítalo Calvino, Si una noche de invierno un viajero. Relájate. Concéntrate. Aleja de ti cualquier otra idea. Deja que el mundo que te rodea se esfume en lo indistinto. La puerta es mejor cerrarla; al otro lado siempre está la televisión encendida. Dilo enseguida, a los demás: "¡No, no quiero ver la televisión!". Alza la voz, si no te oyen: "¡Estoy leyendo! ¡No quiero que me molesten!"
7. Moby Dick (1851), de Herman Melville
Llamadme Ismael. Hace años, no importa cuántos exactamente, hallándome con poco o ningún dinero en el bolsillo y nada en particular que me interesara en tierra, pensé que me iría a navegar un poco por ahí, para ver la parte acuática del mundo. Es un modo que tengo de ahuyentar la melancolía y arreglar la circulación.
6. El gran Gatsby (1925), de Francis Scott Fitzgerald 
En mi primera infancia mi padre me dio un consejo que, desde entonces, no ha cesado de darme vueltas por la cabeza."Cada vez que te sientas inclinado a criticar a alguien -me dijo- ten presente que no todo el mundo ha tenido tus ventajas..."
libro abierto
5. Pregúntale al Polvo (1939), de John Fante 
Cierta noche me encontraba sentado en la cama de la habitación de la pensión de Bunker Hill en que me hospedaba, en el centro mismo de Los Ángeles. Era una noche de importancia vital para mí, ya que tenía que tomar una decisión relativa a la pensión. O pagaba o me iba: es lo que decía la nota, la nota que la dueña me había deslizado por debajo de la puerta. Un problema relevante, merecedor de una atención enorme. Lo resolví apagando la luz y echándome a dormir.
4. Jakob von Gunten (1909), de Robert Walser
Aquí se aprende muy poco, falta personal docente y nosotros, los muchachos del Instituto Benjamenta, jamás llegaremos a nada, es decir que el día de mañana seremos todos gente muy modesta y subordinada. La enseñanza que nos imparten consiste básicamente en inculcarnos paciencia y obediencia, dos cualidades que prometen escaso o ningún éxito. 
3. Imaginative Qualities of Actual Things (1971), de Gilbert Sorrentino (*)
¿Y si esa joven, que escribe esos poemas tan malos, rivalizando con su marido, cuyos poemas son igualmente malos, extendiera frente a usted unas piernas notablemente largas y bien formadas, de modo que su falda se deslizara hasta la parte superior de sus medias?  
2. El guardián entre el centeno (1951), de J.D. Salinger
Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia, qué hacían mis padres antes de tenerme a mí, y demás puñetas estilo David Copperfield, pero no tengo ganas de contarles nada de eso. Primero porque es una lata, y, segundo, porque a mis padres les daría un ataque si yo me pusiera aquí a hablarles de su vida privada.
1. Lolita (1955), de Vladimir Nabokov (**)
Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Mi pecado, mi alma. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo.Li.Ta.
Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuan­do firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita.

(*) Traducción propia del original (el libro no ha sido traducido al castellano):
What if this young woman, who writes such bad poems, in competition with her husband, whose poems are equally bad, should stretch her remarkably long and well-made legs out before you, so that her skirt slips up to the tops of her stockings?
(**) Tienes que echar un ojo al original, al menos una vez. Pura poesía, Lo-lee-ta:
Lolita, light of my life, fire of my loins. My sin, my soul. Lo-lee-ta: the tip of the tongue taking a trip of three steps down the palate to tap, at three, on the teeth. Lo. Lee. Ta.
She was Lo, plain Lo, in the morning, standing four feet ten in one sock. She was Lola in slacks. She was Dolly at school. She was Dolores on the dotted line. But in my arms she was always Lolita.

Recuerda que esta lista es, como todas, sumamente discutible, profundamente alterable e irrefutablemente mejorable. Si tienes más aportaciones, no te olvides de dejar tu comentario un poco más abajo...
Imágenes: digitalart / FreeDigitalPhotos.net

47 comentarios:

pforsini dijo...

Cien Años de Soledad, De Gabo.

Anónimo dijo...

¡El Quijote!

Juan dijo...

Sí, los inicios de "El Quijote" y "Cien años de soledad" son buenísimos; pero para mí, de tanto oírlos, se han desvirtuado un poco...

Manolito MrBlogger dijo...

"He was born with a gift of laughter and a sense that the world was mad. And that was all his patrimony. His very paternity was obscure, although the village of Gavrillac had long since dispelled the cloud of mystery that hung about it." Scaramouche - Rafael Sabatini

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo que faltan los inicios de "El Quijote" y "Cien años de soledad".

Anónimo dijo...

y el inicio de Pedro Páramo: Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. Y yo le prometí que vendría a verlo en cuanto ella muriera. Le apreté sus manos en señal de que lo haría; pues ella estaba por morirse y yo en plan de prometerlo todo.

Anónimo dijo...

el inicio de el señor del tiempo es exelente.

Anónimo dijo...

Y La Metamorfosis de Kafka. Para mi,mucho mejor que algunos de los que habeis puesto :)

Anónimo dijo...

Hombre, no cabe duda de que cualquier lista de esta naturaleza será siempre mejorable, alterable y discutible. No creo, sin embargo, que se deba discutir que rechina la ausencia del gran J.L. Borges :-).

Casi valdría la entrada de cualquier relato suyo, pero acaso sea de justicia quedarse con la de "El Aleph":

"La candente mañana de febrero en que Beatriz Viterbo murió, después de una imperiosa agonía que no se rebajó un solo instante ni al sentimentalismo ni al miedo, noté que las carteleras de fierro de la Plaza Constitución habían renovado no sé qué aviso de cigarrillos rubios; el hecho me dolió, pues comprendí que el incesante y vasto universo ya se apartaba de ella y que ese cambio era el primero de una serie infinita."

Un saludo y enhorabuena por el post.

Anónimo dijo...

De todo lo que he leído, y no es poco, recuerdo especialmente el primer capítulo de "1280 almas" de Jim Thompson. Corto, directo y.... produce una impresión no muy exacta de lo que es en realidad ese sheriff llamado Nick Corey.

Una reseña acerca de esa magistral novela negra que deberías leer antes de morir: http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/postcounty/2010/11/02/1279-almas-y-media.html

Obra maestra absoluta!!!

skeksi dijo...

"¡Ah! Filosofía, jurisprudencia, medicina y hasta teología, todo lo he profundizado con entusiasmo creciente, y ¡heme aquí, pobre loco, tan sabio como antes! Es verdad que me titulo, maestro, doctor, y que aquí, allá y en todas partes cuento con innumerables discípulos que puedo dirigir a mi capricho; pero no lo es menos que nada logramos saber. Esto es lo que me hiere el alma. Sin embargo, sé más que todos cuantos necios, doctores, maestros, clérigos y religiosos se conocen: ningún escrúpulo ni duda me atormentan; nada temo de todo aquello que causa a los demás espanto; pero, merced a esto mismo, no hay para mí esperanza ni placer alguno."

Fausto (Johann Wolfang von Goethe - 1808)

Anónimo dijo...

"Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne; supongo que el proceso está en el recuerdo de todos y que no se necesitan mayores explicaciones sobre mi persona."

El túnel. E. Sábato

Listas de Libros dijo...

skeski: el inicio de Fausto es demoledor, es cierto.
"1280 almas" pinta genial, por lo que he podido leer en la reseña.
Respecto a "El Aleph", lo considero un cuento/relato, más que una novela, y creo que ese género se merece otro post para él solo. Vendrá pronto...
Saludos a todos.

Anónimo dijo...

El inicio de "El nombre del viento" es apabullante.

Anónimo dijo...

El Amor en los tiempos del Cólera, de G G Márquez:
“Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados."

Homo libris dijo...

¡Me encantan este tipo de entradas! Dan mucho juego a los lectores del blog para aportar sus ideas y todos aprendemos. :)

Hace tiempo escribí una entrada con un enfoque similar. Os dejo por aquí un enlace por si os interesase:

http://homolibris.blogspot.com/2009/05/erase-que-se-era.html

Saludos.

Punto de Partida dijo...

Muy buena la entrada, la difundiré entre mis compañeros de librería. ¡qué importantes son las primeras páginas de una novela!

Cristina

Listas de Libros dijo...

Homo libris: muy bueno tu post, el comienzo de 'La isla del Tesoro' era uno de mis candidatos...

Gracias Cristina, esa era la idea, aparte de seleccionar buenos inicios, sugerir posibles lecturas...

Anónimo dijo...

Y que tal el comienzo de Delirio de Laura Restrepo; imposible parar de leer:

'Supe que había sucedido algo irreparable en el momento en que un hombre me abrió la puerta de esa habitación de hotel y vi a mi mujer sentada al fondo, mirando por la ventana de muy extraña manera.'

Listas de Libros dijo...

#19: Más le vale tener una buena excusa =)

Jaime dijo...

El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo.
Crónica de una muerte anunciada

Listas de Libros dijo...

Jaime: en realidad si tuviera que elegir entre el inicio de "Crónica de una muerte anunciada" o "Cien años de soledad", no sé con cuál me quedaría... Son ambos buenísimos, ¡y ambos con la muerte de por medio!

Anónimo dijo...

Ana Karenina:

Todas las familias felices se parecen entre sí; las infelices son desgraciadas en su propia manera.

Alex dijo...

"Johannes Kepler, Keppler, Khepler, Kheppler, o Keplerus fue concebido el 16 de mayo del año 1571 a las 4,37 de la mañana y nació el 27 de diciembre a las 2,30 de la tarde, después de un embarazo de 224 días, 9 horas y 53 minutos. Las cinco maneras distintas de escribir su nombre son del propio Kepler, lo mismo que las cifras referentes a la concepción, embarazo y nacimiento, registradas en el horóscopo que él mismo elaboró para sí."...

Arthur Koestler, "Los sonámbulos".

Este me parece genial! Al principio desconcierta, pero a medida que vas leyendo te das cuenta de que sintetiza, con un solo toque irónico, la idea central de todo el libro: que en el astrónomo Kepler coexistían, de un modo contradictorio y casi esquizoide, el pensamiento mágico de la Edad Media y la mentalidad científica del Renacimiento que él mismo contribuyó a desarrollar.

Listas de Libros dijo...

Gracias Alex, no conocía "Los sonámbulos". ¡Buena aportación!

Anónimo dijo...

Alberto.

Inicio de Resurrección, de Tolstoi.

"Por mucho que cientos de miles de personas, reunidas en un corto espacio de terreno al que se han apegado, se esfuercen en llenar el suelo de piedras para que no crezca nada en él; por mucho que limpien ese terreno hasta de la última brizna de hierba; por mucho que impregnen el aire del carbón y el petróleo, por mucho que corten los árboles y obliguen a marcharse a todos los animales y aves, la primavera, hasta en la ciudad, siempre es primavera."

Listas de Libros dijo...

Hola Alberto:

Gracias por la aportación. De verdad que éste se merece entrar en la lista (tal vez para una segunda parte del post...).

Saludos.

For traveler dijo...

Y ese inicio?
El invierno siempre me pareció una buena estación para morir. Es una cuestión propia de la naturaleza. La luz se atenúa, los animales tienden a recogerse… yo hago lo mismo bajo las mantas. La sangre fluye más despacio, tanto que parece detenerse, tanto que parece no recuperar su pulso en primavera.

Listas de Libros dijo...

Hola For traveler,

"La luz se atenúa, los animales tienden a recogerse... yo hago lo mismo bajo las mantas". Suena bien, estaría bien saber de dónde sale...

¡Hasta pronto!

Ek dijo...

Totalmente de acuerdo con el # 1

Me falta en la lista el inicio de "La inmortalidad" de Milan Kundera. Un poco largo para postear, aunque corto para ser un capítulo entero. Es precioso.

Listas de Libros dijo...

Hola Ek,

Aún tengo pendiente leer algo de Milan Kundera. Pongo esta título en mi lista de pendientes...

Un abrazo.

Matías dijo...

Excelentes aportes, me traen lindos recuerdos de libros leídos. Me pareció importante agregar este..

"Aquí me pongo á cantar
al compás de la vigüela,
que el hombre que lo desvela
una pena estrordinaria,
como la ave solitaria
con el cantar se consuela..."

(José Hernandez, Martín Fierro)

Anónimo dijo...

Les he echado un vistazo a todos.
Y, francamente,me quedo, de largo, con el principio del club de la lucha.

Fdo. El hombre invisible.

Anónimo dijo...

Bonsái, de Alejandro Zambra

Daniel Ágreda Sánchez dijo...

Aquí falta la magistral primera página de "El siglo de las luces" de Carpentier. Todo lo demás es gasto de papel.

Anónimo dijo...

yo ni siquiera he leído ninguno de los mencionados. pese a ello, hasta hace un rato pensaba mucho en el inicio de "el túnel" de sabato: "Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne; supongo que el proceso está en el recuerdo de todos y que no se necesitan mayores explicaciones sobre mi persona."

Anónimo dijo...


En todo momento supe que lo que hacía era horroroso, pero lo hice.Una vez que me lancé por esa cornisa del Infierno, como una bola enel bowling que adquiere velocidad y fuerza a medida que se desliza,no me detuve más. No importaba cuántos pitotes iba a voltear. Solo importaba rodar.
DÉCIMO INFIERNO. MEMPO GIARDINELLI.

Anónimo dijo...

¿No se trata de inicio de novelas? En un comentario se menciona un párrafo de un libro de Arthur Koestler, párrafo que es genial, de eso no hay duda. Pero no es una novela, sino un ensayo excelente, cuyo título original es "The Sleepwalkers. A history of man's changing vision of the Universe". Y tampoco es el inicio, está en la página 223 de la edición castellana del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (1981).

@ExKonrado

Listas de Libros dijo...

Hola @ExKonrado,

¡Qué nivel! Muchas gracias por la corrección y por el comentario.
Hasta la próxima.

Anónimo dijo...

El mejor, el de "Retrato del artista adolescente", de Joyce

Anónimo dijo...

Para mí además de las de García Márquez y El Quijote...
Escribo: un tumor me pudre la lengua. Y el tumor que la pudre me asesina con la perversa lentitud de un verdugo de pesadilla.
La revolución es un sueño eternos de Andrés Rivera.
Además el comienzo de Rayuela de Cortazar: ¿Encontraría a la maga?...

Listas de Libros dijo...

Hola #41,

Muy buenas, gracias por comentar.

Pilar dijo...

Acabo de descubrir la página. Son todas muy buenas. Gracias. No puedo evitar recordar a Jane Austen:

Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna,necesita una esposa.
Sin embargo, poco se sabe de los sentimientos u opiniones de un hombre de tales condiciones cuando entra a formar parte de un vecindario. Esta verdad está tan arraigada en las mentes de algunas de las familias que lo rodean, que algunas le consideran de su legítima propiedad y otras de la de sus hijas.

freddy dijo...

"En la noche del 20 de diciembre de 1849 un violentísimo huracán azotaba a Mompracem, isla salvaje de siniestra fama, guarida de temibles piratas situada en el mar de la Malasia, a pocos centenares de kilómetros de las costas occidentales de Borneo..."

Listas de Libros dijo...

Hola Freddy:

Sandokan, magnífico comienzo.
¡Gracias por comentar!

Juanse Gutiérrez dijo...


Geometría hecha carne. No había otro apelativo para lo que se alzaba ante ella.
Jamás había sentido miedo, y de repente el vacío a su espalda comenzó a tener sentido. El vacío. Así, directo. Sólo tenía que impulsarse hacia atrás para terminar con todo. No supondría una mala solución.

—Un Día Perfecto para Elis—

Listas de Libros dijo...

Gracias por la aportación, Juanse =))

Publicar un comentario

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...