viernes, 14 de septiembre de 2012

Crítica de "La niña del pelo raro" de David Foster Wallace




Este libro de D.F. Wallace es una colección de Relatos
¿Cómo empieza?
"Es 1976. El cielo está encapotado y lleno de nubes grises. Son unas nubes bulbosas, arrugadas y brillantes. El cielo parece un cerebro. Debajo del cielo hay un campo azotado por el viento. Una autopista blanquecina se extiende junto al campo. Pasan mucho coches. Uno de los coches se detiene al lado de la autopista. Dos niños pequeños salen del coche, acompañados por una mujer joven con cara de palo. Al volante hay un hombre que mira fijamente hacia delante. Los niños están callados y tienen la piel muy pálida. La mujer lleva algo pesado dentro de una bolsa de la compra. Sostiene la bolsa con cara inexpresiva. Lleva a los niños pálidos y la bolsa hasta el poste de una cerca de madera que hay en el campo, junto a la autopista. Los niños tienen las manos pequeñas y las colocan sobre el poste. La mujer les dice que sigan tocando el poste hasta que vuelva el coche."
(Del relato: "Animalitos inexpresivos").

¿Qué cuenta?
10 relatos en los que David Foster Wallace trata la rivalidad de la industria televisiva en EEUU ("Animalitos inexpresivos" y "Mi aparición"), se acerca a la figura de Lyndon Johnson -el presidente que sucedió a JFK tras sus asesinato- ("Lyndon"), o nos trae una historia delirante sobre un héroe posmoderno a la altura del mejor Tarantino ("John Billy").

El relato
"Di nunca", un relato con ecos faulknerianos, que trata con originalidad y maestría el tema de la infidelidad.

El fragmento
"Le conté algunas verdades sobre Chuck Nunn Júnior, a quien ni siquiera los vendavales se atreven a molestar. Le conté que el prodigio de su nacimiento en 1948 desgarró las entrañas de su mamá Mona May con tanta saña que hoy todavía la mujer no puede dormir sin unos paños calientes y un disco de ópera bien alto y tiene que estar internada en una clínica. Que Chuck Júnior ya era cetrino y tenía vello púbico a los diez años, que ya tenía barba, era patizambo e iba salido a los doce. Que su difunto papá intentó azotarlo una sola vez e hizo añicos su cinturón contra las posaderas de hormigón de Chuck Júnior. Que C. Jr. perdió su virginidad con nuestra profesora de música de séptimo curso, mujer pálida y desarrapada pero muy perfumada, que todavía hoy cruza cada año Minogue, Oklahoma, en un autocar de la compañía Trailways, entretenida con sus bordados y tarareando melodías distraídas de amores no correspondidos."
(Del relato: "John Billy", p 156)

¿Por qué tienes que leerlo? 
Porque en este libro vas a  encontrar un buen puñado de grandes relatos, como los mencionados arriba.
Porque aunque DFW nunca deja de innovar -en los temas, en las disgresiones constantes, en los apuntes filosóficos, en los puntos de vista-, sus libros jamás dejan sabor a experimento, sino a acierto absoluto. (Aunque cometiera auténticos excesos, como el relato "Hacia el oeste, el avance del imperio continúa", pero aún así ...).

Alguna curiosidad para acabar
No una, sino 15 revelaciones procedentes de una biografía publicada recientemente, en la que el autor no queda muy bien parado (hiperhidrosis, envidias, adicciones de todo tipo...); en definitiva, no recomendable para fans incondicionales.

Título: La niña del pelo raro
Título original: Girl with Curious Hair
Editorial: Random House Mondadori - DeBolsillo
TraductorJavier Calvo
Año original: 1989
Páginas: 477
ISBN: 978-84-8450-694-2 

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Está bien, pero gustó más el de "Entrevistas...". La biografía me parece basura para sacar dinero.

Publicar un comentario en la entrada

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...